Reviviendo el cerebro de los Neanderthales

La mayor pregunta de la historia de la humanidad para Svante Pääbo es ¿porqué nos volvimos locos? Y para responderla, su grupo de investigación se está preparando para crear «cerebros en miniatura» que han sido diseñados genéticamente para contener el ADN de Neanderthal, en un intento sin precedentes de comprender cómo difieren los humanos de nuestros parientes más cercanos.

En los próximos meses, las pequeñas burbujas de tejido, conocidas como organoides cerebrales, crecerán a partir de células madre humanas que han sido editadas para contener versiones «neandertalizadas» de varios genes.Los organoides del tamaño de una lenteja, que son incapaces de pensamientos o sentimientos, reproducen algunas de las estructuras básicas de un cerebro adulto. Podrían demostrar por primera vez si había diferencias significativas entre la biología cerebral humana y Neandertal.

«Los neandertales son los parientes más cercanos de los humanos actuales, así que si nos definimos como un grupo o una especie, realmente deberíamos compararnos con ellos», dijo el profesor Svante Pääbo, director del departamento de genética del Instituto Max Planck de Antropología Evolutiva en Leipzig, Alemania, donde se realizan los experimentos.

El último trabajo se centra en las diferencias en tres genes conocidos por ser cruciales para el desarrollo del cerebro. Usando la técnica de edición Crispr, se han introducido cambios en las células madre humanas para acercarlas a las versiones neandertales.


Las células madre son manipuladas utilizando disparadores químicos para convertirse en neuronas, que se agrupan espontáneamente y se autoorganizan en estructuras cerebrales en miniatura que crecen hasta unos pocos milímetros de diámetro. La falta de información sensorial significa que el cableado interno es fortuito y varía de una burbuja a la siguiente

«Comienzas el cultivo de organoides y lo dejas durante nueve meses y ves lo que sucede», dijo Gray Camp, un líder del grupo en el instituto que está supervisando los experimentos de organoides. «No se obtiene un cerebro humano bien formado en absoluto, pero se ve que se formaron varias regiones; puedes estudiar las sinapsis y la actividad eléctrica y las primeras diferencias de desarrollo «.

Los científicos compararán los organoides Neanderthalizados y los completamente humanos para evaluar la velocidad a la que las células madre se dividen, desarrollan y organizan en estructuras cerebrales tridimensionales y si las células cerebrales se conectan de forma diferente.
Los humanos modernos y los neandertales se dividieron en linajes separados hace unos 400,000 años, con nuestros ancestros permaneciendo en África y los Neandertales moviéndose hacia el norte en Europa.

Hace aproximadamente 60,000 años, revela el registro arqueológico, hubo una migración masiva de humanos modernos fuera de África que trajo a las dos especies cara a cara una vez más. La revelación de que los neandertales se cruzaron con los humanos y que eran mucho más sofisticados de lo que se pensaba anteriormente ha llevado a algunos a sugerir que los dos linajes deberían fusionarse en una sola especie, pero Pääbo y otros no están de acuerdo.


«Un resultado de ensueño sería que los cambios [genéticos] producen un crecimiento neuronal más largo o más ramificado», dijo Pääbo. «Uno diría que sería una base biológica de por qué nuestro cerebro funcionaría de manera diferente».


El trabajo no revelará qué especie es «más inteligente», pero podría indicar diferencias en la capacidad de planificar, socializar y usar el lenguaje.

«Sí, hay una creciente evidencia de que los neandertales, particularmente hacia el final de su historia, hicieron alguna forma de arte», dijo. «Pero si soy un poco mezquino, diría que hicieron un poco de arte, pero era muy moderno porque no puedo ver lo que representa».

Y no hay evidencia de que los neandertales se hayan aventurado a explorar los océanos del mundo, como hicieron los humanos hace al menos 100.000 años, una hazaña que quizás tenga tanto que ver con la mentalidad como con ser lo suficientemente inventivos para construir un barco.

«Es muy arriesgado partir hacia el Pacífico y buscar algo cuando no sabes que hay algo por ahí», dijo Pääbo. «Los neandertales eran razonables, como otros mamíferos. No salieron al océano sin ver nada del otro lado. Para mí, la mayor pregunta en la historia de la humanidad es: ¿por qué nos volvimos tan locos?

Para mas información:https://www.theguardian.com/science/2018/may/11/scientists-to-grow-mini-brains-using-neanderthal-dna

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.